Home » » CUATRO AMIGAS

CUATRO AMIGAS





Como cada primer sábado de mes estamos en el restaurante de siempre las cuatro amigas de siempre, cenando juntas y poniéndonos al día de nuestras vidas.

Magda esta feliz hoy, después del terrible divorcio hace seis años por fin ha decidido darle una oportunidad a Jaime y llevan tres semanas juntos, lleva mas de cuarenta minutos alabando a “su Jaime” como ella dice, Carmen esta en silencio y malhumorada, hace dos años que no le veo una sonrisa en la cara, no es feliz pero le encanta vivir en la infelicidad, antes tenia mas paciencia para aguantarla pero cada día me cuesta mas.

Encarna, madre tierra, feliz y contenta con su maridin y sus cinco niños, tiene lo que siempre quiso y lo disfruta.

Y por ultimo yo, casada, ni feliz ni infeliz solo casada, la niña va creciendo, y yo por fin estoy completa, pero claro eso no lo puedo contar. Es mi secreto, mi dulce secreto.

Oigo como Magda cuenta su ultimo fin de semana romántico y pienso en mi escapada… ella fresas y champagne, yo azotes y cera mmmmmm….., ella cena en restaurante con sus pantys y sus bailarinas planas yo cena en restaurante con medias y liguero, 10 cm de tacón, sin tanga solo el huevo que mi Dueño accionaba a su antojo, y cada vez que lo hacia yo volaba a lo mas alto, sabiendo que solo era el principio y estaba deseando acabar la cena, loca por llegar a nuestro rincon, por volver a ser su perra.

Carmen cuenta que su fin de semana transcurrió en silencio total en casa, yo también estuve en silencio.... maravilloso silencio, amordazada y con los ojos vendados, sintiendo mil veces cada gota, cada caricia, cada todo y nada.

Encarna no ha ido a ningún sitio porque esta atada a los niños, y sonrio. Yo también estuve atada… a su voluntad mientras disfrutaba mi cuerpo a su antojo, reviviendolo con cada golpe de fusta.

La cena sigue su curso, de las cuatro solo una, se siente viva, sabe quien es y lo que es, sabe lo que quiere y quien se lo puede dar, que tiene su voluntad entregada.

Pero es la única que nunca tiene novedades, las otras la miran con pena su vida les parece patética porque nunca pasa nada.

Pero hace mucho tiempo que una dulce sonrisa no abandona mi rostro, y mis ojos siguen soñadores con ese brillo especial que solo el conocimiento y la felicidad da.

Y de ese modo nos despedimos hasta el proximo mes, la mesa queda reservada sin necesidad de comentarlo, demasiado años viniendo, siendo amigas y a la vez desconocidas, cada una volvera a su vida y yo a mi paraiso, junto a mi Dueño y Señor.
 
Support : Copyright © 2015. Fotos Reaisdees Posas - All Rights Reserved