Home » » UN JUEGO...UN RELATO

UN JUEGO...UN RELATO

Esta entrada la tenía pendiente desde hace un tiempo. Pido disculpas por mi retraso y sobre todo a mi Amo que tenía y tiene especial interés en que lo haga.

Todo parte de un juego por parte de los amigos de Directorio de blogs de BDSM que consiste en la creación de una serie de relatos a partir de una premisa: dos personajes (Eva y Pablo), una localización (una cafetería). Ellos nombraron a los primeros 6 redactores del primer capítulo y esos a su vez nombran a dos para el segundo y así sucesivamente hasta completar cinco relatos. Las reglas del juego las teneís en http://directorio-blogs-bdsm.blogspot.com/2011/08/un-juego-os-apetece.html.

Esta princesa a tenido a bien recibir el encargo por partida doble: Sayiid y Daryus. Gracias por pensar en mi (o no, que menudo lio, que yo escribiendo, lo justo).

Os dejo con el primero, continuación del primer relato escrito por Sayiiid (http://lamansiondesayiid.blogspot.com/2011/08/hoy-vamos-jugar-un-juego.html). El segundo está en preparación....

Y el juego para las terceras partes lo dejo, en esta ocasión, en manos de Paty C. Marín, que aunque se que ya ha escrito algo, se que no le va a importar y sobre todo porque escribe que te cag....(perdón) y en manos de medussa, mi queridísima medussa, a la que tengo un especial cariño y escribe con una sensibilidad increible (se que tienes ahora más tiempo libre,jeje, que me lo ha dicho un pajarito).

Bueno, ala, pues allá va, os dejo con Eva y sus dilemas...


-----------------------------------------------------------------------------
¿QUIEN ES EVA?

Eva conducía ensimismada, su mente había quedado en ese parking, la imagen de Pablo follándola le taladraba el pensamiento. No podía creérselo, ni en sus sueños más oscuros imaginó que algo así podría ocurrirle y lo que más la desconcertaba era como alguien como ella, segura de sí misma, o eso creía y segura con los chicos, había perdido totalmente el control de la situación, había creído controlar el juego provocativo y el tiro le había salido por la culata, acabando follada y usada en un parking por su querido amor adolescente. 
Sentía la vergüenza en su rostro, el calor subir por su cara haciéndola ruborizarse por momentos. Pero también sentía un calor húmedo en su sexo al recordarlo y eso la desquiciaba más. En esos momentos se dio cuenta que no llevaba ropa interior, el tanga no lo llevaba puesto y volvió a recordar el momento en el que Pablo se lo arrancó. 
Era lo que le faltaba para terminar de ponerla aún más nerviosa.

-       Hotel Anduriñas, mañana a las 10…dios, Eva, yaaa, deja de pensar o vas a volverte loca.
Consiguió aparcar cerca de la casa de Marcelo. Marcelo era un chico de su edad, compañero de facultad, con el que había tonteado una noche de fiesta y se había convertido en algo más que un polvo de una noche. No estaba enamorada pero era un chico atractivo, simpático con el que se podía hablar de muchas cosas. Era tarde y estaría esperándola. Se bajo del coche y mirándose por el cristal intentaba recomponerse y tranquilizarse, alisándose la falda y rezando para que Marcelo no se diese cuenta de su nerviosismo incontrolado y de la falta de ese detalle bajo sus faldas.


-       Eva, ¿te ocurre algo? Llevas un rato callada, pensando dios sabe que… Eva…          
Marcelo la miraba un poco preocupado porque nunca la había visto tan absorta en sus pensamientos desde que la conocía.

-       Ah…si…perdona…no, no, es que no he dormido bien y estoy cansada, pero nada más.
-       Bueno, relájate, anda, ven aquí.
Estaban sentados en el sofá mirando la tele. Eva intentaba mantener la compostura, con las piernas cruzadas y cuando Marcelo la agarro del brazo tirando de ella para que se acurrucara en él, dio un salto del sofá poniéndose de pie.

-       Me hago pis, voy al baño un momento, vale? Ahora vuelvo…
Marcelo la miro extrañado por su reacción y la vio alejarse dirección al baño.


Eva no sabía qué hacer, conocía esos arrumacos, sabía cómo acababan, el encuentro con Pablo en el parking la había dejado excitada y sus palabras le bombardeaban la cabeza…no dejarás que te folle ni le darás placer, sólo te permito que te de placer él con su boca…le había dicho Pablo. Por momentos pensaba que era una situación absurda, que eso no era normal, que pasaba de Pablo, pero no podía dejar de sentir una punzada en su sexo recordando lo ocurrido y su voz, sus órdenes, había sido tajante. Definitivamente iba a volverse loca.


Eva salió del baño intentando controlarse, controlar la situación y se sentó de nuevo en el sofá. Sintió como Marcelo la observaba, invitándola a acercarse. Ella elevó sus piernas y se recostó apoyando su cabeza en sus piernas.
-       Relájate Evita, esta noche dormirás mejor ya lo verás…
Marcelo comenzó a acariciarle el pelo mientras la observaba tendida. Miraba sus piernas, observaba como la falda que llevaba dejaban poco a la imaginación. Intuía su culo redondeado y firme bajo esas faldas tan cortitas, su culo que lo desquiciaba enormemente hasta hacerle perder el control. Su sexo empezaba a reaccionar y Eva pudo notarlo, y notaba como su mano descendía por su hombro, su brazo, hasta su cintura e iba derechita a esa zona tan prominente que ella sabía que era su devoción.
-       Marcelo…-ella le agarró la mano para que no siguiese.
-       ¿Qué?
-       Estoy cansada y …
-       Shhhhh, tranquila, no hace falta que te muevas, no hagas nada, déjame a mi preciosa…
-       Pero…
-       Relájate…relájate…
Eva pensó que era mejor relajarse e intentar controlar, sintió de nuevo su mano siguiendo su camino hacía su culo y agradeció que Marcelo no la estuviese mirando porque su cara era un poema imaginando cuando se diese cuenta que no llevaba ropa interior.


-       Ohhhh diosssss, Evaaaaa, ummmmmmmm – Su cara lo decía todo, sus ojos se abrieron como platos, y su polla dio un respingo incontrolado-ufffff, me encanta, como sabes lo que me gusta…ayyyyy Evita…
Eva terminó de perder el control totalmente, estaba excitada por lo ocurrido con Pablo y escuchar a Marcelo jadear y resoplar como un toro en celo la hicieron incorporarse de un golpe, colocarse delante de él, de pie, con las piernas separadas y la falda levantada.

-       Cómeme, ahora!!!
Marcelo alucinaba, nunca había visto así a Eva, y eso le encendía aún más. La agarro del culo atrayéndola hacía él y pego su boca en su coño, abriéndola y metiendo su lengua por su rajita, deslizándola desde atrás provocando en Eva un alarido de placer que la hicieron tambalearse y creer desfallecer.

-       No pares ahora Marcelo, no pares por favor…
Marcelo la giro y la tumbo en el sofá, abriéndole las piernas, quedando su coño expuesto. Su cabeza quedo colgando hacia atrás sobre el reposabrazos y cerró los ojos cuando Marcelo volvió a golpearla con su lengua. Eva se dejo llevar por su pensamiento, por lo ocurrido en el parking, sintiendo a Pablo como la follaba sin compasión, como la insultaba, como la poseía de una manera salvaje y animal, sintiendo su verga entrar y salir de su coño, sintiendo un placer desquiciante que la hizo correrse y estremecerse como nunca antes.


Marcelo la miro con los ojos desencajados, a punto de estallar, mientras ella se retorcía y se arqueaba en un orgasmo prolongado. Se desabrocho el pantalón dejando salir su verga que por momentos creía que iba a explotar y apuntó hacía su coño. Eva en ese momento reaccionó.


-       Para, para, para!!!!
-       ¿Como que pare? Oh dios Eva – Marcelo se abalanzó sobre ella sin control.
-       Que pares Marcelo!!!
-       Joder Eva… ¿que te pasa ahora?
-       Es que…no me siento bien…de verdad…estoy mareada…y…y…y…. creo que voy a vomitar…ahhhhhhgggggg
-       Por dios Eva!!!
Eva dio un salto del sofá y salió disparada hacia el baño cerrando la puerta tras de sí.

Marcelo no podía creer lo que estaba pasando, de rodillas en el suelo, con la polla tiesa y Eva emitiendo unos ruidos en el baño que eran de todo menos afrodisiacos.

-       ¿Eva? ¿Estas bien? – Marcelo golpeaba la puerta del baño.
-       Nooooooo – Eva intentaba seguir simulando que vomitaba y pensando que no tenía bastante que ahora tenía que hacer de actriz  candidata al Oscar 2012 en la categoría de actriz requeteprincipal.
-       Joder, joder, joder, y ahora ¿que hago yo con esto??? Joder!!!
La puerta del baño se abrió y Eva con la cara desencajada salió como una flecha hacia la puerta de entrada.

-       Pero…¿a dónde vas?
-       Seguro que me ha sentado mal lo que he comido. No te preocupes, se me pasará, me voy a casa, luego te llamo…
-       Pero Eva, joder, no entiendo nada, déjame que te acompañe…
-       No, no, de verdad, no te preocupes…- y fue despidiéndose mientras se alejaba por la puerta de entrada.
Menuda la había liado y todo por el cabrón de Pablo. Como lo odiaba en esos momentos por haberla llevado a esos extremos. Sentía que había hecho el ridículo todo el día, primero con Pablo y ahora con Marcelo. Y mañana a las diez de la mañana…pero que le estaba pasando, porque actuaba así, que es lo que la movía a actuar así…mañana a las diez…mañana a las diez...ayyyyyy dios...

 
Support : Copyright © 2015. Fotos Reaisdees Posas - All Rights Reserved